Discos Esenciales de Death Metal (Dieguex)

Para nosotros hacer este tipo de ejercicios, siempre resulta reconfortante. Como siempre, estas listas son subjetivas, porque en cierta manera presentamos los discos que son importantes para cada uno de nosotros.
 
Al hacer esta mi lista, quedo claro que la mayoría de mis discos son de los noventa, y esto tampoco es novedad teniendo en cuenta que fue en esta década en la cual se terminó de forjar este género y además, fueron estos discos los que también cimentaron nuestra identidad como metaleros. Después de todo, este es el género de nuestra generación.
 
Hacer la reseña de cada disco, es también algo muy personal, ya que cada uno de nosotros tiene su propio estilo y su manera para describir y contar lo que cada uno de estos discos ha significado para nosotros.
 
Aquí los dejo con mi lista:
 
 
20. Deicide – Amon: Feasting the beast (1993)

 
Una de las grandes bandas provenientes de Tampa, Florida. Deicide siempre fue una de las más brutales y blasfemas de esa época. Este disco, si bien es una especie de compilado, que contiene varias de las canciones reeditadas que ya aparecieran en el Deicide, contiene material inédito de los demos de los tiempos de Amon. Estas versiones me gustan más, ya que suenan mucho más bestiales y el Benton usa una distorsión en la voz, que realmente da a las canciones un aire totalmente diferente. Una celebración a la bestia.

 
19. Hypocrisy – Abducted (1996)

 
Un disco que cambió la historia del death metal. Peter Tagtgren siempre fue un tipo visionario y obviamente sus discos siempre han sido diferentes respecto a los de sus contemporáneos, especialmente suecos. Un death metal intenso y duro, que por momentos llega a rozar el Black metal. Y para terminar el disco, ese homenaje a Pink Floyd, pero a su estilo.

 
18. Mortification – Live planetarium (1993)

 
Procedente de Australia, el bajista y vocal Steve Rowe ha sido desde siempre el líder espiritual y creativo de la banda. Este disco en vivo, además de plasmar ese sonido death distintivo con una fuerte influencia grind, representa también un punto alto y el cierre de un ciclo en la banda: la consolidación de Michael Carlisle y el último concierto con el baterista Jayson Sherlock.

 
17. Tribulation – The formulas of death (2013)

 
Una de las bandas que más me sorprendió en estos últimos años. Y es que estos suecos, le han dado un enfoque nuevo y diferente al death metal. Cuando se trata de meter caña, lo hacen sin el menor problema, pero también saben equilibrar las cosas y dispararse por otros lados. Y eso es este disco, una cosa extraña, un death metal tétrico, lúgubre, con una gama musical igualmente amplia. Un disco lleno de cavilaciones, un disco para dejarte ir.

 
16. Opeth – Orchid (1995)

 
Este es un disco que en su momento no lo entendí. No entendía su sonido, era una transición entre dos generaciones del death sueco. Hoy, años después, es uno de los discos que más me gustan de Opeth. Me encanta esa oscuridad siniestra, y obviamente, me encanta la brutalidad del Åkerfeldt, uno de mis vocales favoritos en el death metal. Se que este disco no está a la altura del Still life o del Ghost reveries, pero indiscutiblemente es un disco esencial en el futuro desarrollo de la banda.

 
15. Obscura – Omnivium (2011)

 
Uno de los mejores proyectos de death alemán. Toda una constelación de virtuosos, lo mejor en el estilo: Steffen Kummerer y Christian Münzner en las violas, Jeroen Paul Thesseling (exPestilence) al bajo y el monstruo de Hannes Grossmann en la batería. Obviamente, este es una bestialidad de disco. Death metal técnico de altísimo nivel, realmente sorprendente. Es el tipo de death metal que me sigue emocionando. 

 
14. Morbid Angel – Altars of madness (1989)

 
Un disco clave en la historia del death metal. Una joya de esta banda de Florida y una de las grandes influencias hasta el día de hoy. Un disco dedicado a “los Antiguos”, el homenaje de Trey Azagthoth a la obra de H.P. Lovecraft.  

 
13. Six Feet Under – Haunted (1995)

 
Posiblemente el punto más alto en la carrera de Chris Barnes. Después de abandonar Cannibal, Barnes decide rearmar esta su antigua banda, con la participación de Allen West (exObituary), Terry Butler (exDeath) y Greg Gall en la batería. Este no es un disco veloz, por el contrario, es más pesado, aunque bien intenso, las violas del West le dan otro tinte a este disco. Barnes por su parte amplía su espectro vocal, alcanzando nuevos registros guturales realmente increíbles, …  Haunted, haunted by the death!!!

 
12. Gorefest – Erase (1994)

 
En aquel momento, este cuarteto era uno de los más importantes de Holanda, y posiblemente una de las bandas más sobresaliente de la escena europea. Para su época este fue un disco contestatario. Jan-Chris de Koeijer tenía un discurso claro, borrar estereotipos y esquemas mentales impuestos por esta sociedad, y ser uno mismo. Harthoorn y el virtuoso Bonebakker hacían su aporte con esas guitarras brillantes y Ed Harby no se quedaba atrás, marcando y dándole consistencia a la banda. Un discazo, un canon del death metal de los noventa. 

 
11. Morgoth – Odium (1993)

 
Uno de los grandes discos del death metal alemán. Este disco, es una cosa rara de por sí. Fieles al death metal brutal, incorporan en su sonido elementos más progresivos, experimentales si vale el termino, pero también industriales. Este es uno de esos discos innovadores y vanguardistas de principios de los noventa.

 
10. Dan Swanö – Moontower (1998)

 
Digan lo que digan, considero que este disco tiene los elementos suficientes para ser considerado como un disco de death metal. Tratándose del Maestro, siempre lleva sus proyectos a niveles que están más allá de nuestros parámetros.  La estructura básica del disco es el death, partiendo de los riffs y por supuesto de la parte vocal. Todos sabemos que el Dan es un fan de los sintetizadores y de la música de los ochenta, ambos elementos se fusionan con el death metal, para dar origen a este extraño híbrido, la torre de la luna!

 
9. Cannibal Corpse – The bleeding (1994)

 
Para mi este es el mejor disco de estos oriundos de Buffalo, y creo además que después de la partida del Chris Barnes, les costó mucho sacar un disco que este a este nivel. Es sumamente técnico, intrincado, brutal pero además melódico, cosa rara en una banda de este estilo. Realmente me encantan las violas, el bajo descomunal, al igual que la batería y bueno, el Chris cantando como una verdadera bestia. Uno de esos discos para la posteridad.  

 
8. Terrorizer – World downfall (1989)

 
Un disco esencial en la historia de la música extrema. Básicamente un proyecto con miembros latinos. Los miembros de MorbidPete Sandoval y David Vincent unían fuerzas con Oscar García de Nausea, a quienes se uniría un joven violero, Jesse Pintado quien después de la grabación de este disco terminaría como violero de Napalm Death. Un disco seminal tanto para el grindcore como para el death metal. Hoy por hoy, la Fear of Napalm es un himno y un clásico en la historia del metal.

 
7. Edge of Sanity – The spectral sorrows (1993)

 
Desde hace ya buen tiempo, el Dan Swanö es uno de los músicos más prolíficos de la escena escandinava. Con esta banda empezaba otra historia. A diferencia de sus contemporáneos, Swanö siempre les ha dado a sus bandas y proyectos un sello distintivo. Esta no es la excepción, este tercer disco de la banda tiene un brillo especial. Si bien mantiene la brutalidad y la dureza típica del death, tiene otro aire, es muy diferente a otros discos contemporáneos… lleva la firma del Maestro.  

 
6. Cynic – Focus (1993)

 
Uno de los mayores exponentes del death metal de Florida. Uno de mis discos favoritos siempre. Paul Masvidal, es uno de los músicos vanguardistas de su época, no por nada él y Sean Reinert fueron parte de uno de los mejores discos de Death, acompañando al gran Chuck. Un disco atípico para su época, una fusión con el jazz y letras con un tinte induista. El disco que llevó el death metal a otro nivel de conciencia.  

 
5. Entombed – Wolverine Blues (1997)

 
Sin ninguna discusión, Entombed es una de las bandas más importantes e influyentes, no solo en Suecia sino también a nivel mundial. Una de las bandas precursoras del death metal de Estocolmo, que tan bien fue moldeando Tomas Skogsberg. Este es a su vez, un disco de transición. Es pesado, intenso, un death metal crudo, pero con una fuerte base rock and rollera, que daría a la larga las pautas para la expansión de otros estilos musicales. Para mí, el mejor disco de Entombed y uno de mis discos de la vida.

 
4. Amorphis – Tales from the thousand lakes (1994)

 
Uno de los mejores discos de death metal finlandés. Un disco que abría el paraguas musical de esta banda. Riffs sólidos y pesados, alternados con voces guturales y brutales y claro, esas teclas maravillosas que hasta el día de hoy se extrañan. Un excelente disco, al que prácticamente no le sobra ni le falta nada. 

 
3. Dismember – Massive killing capacity (1995)

 
Al igual que Carnage, Nihilist o Entombed, Dismember es una banda fundamental en la construcción del death metal sueco. Este su tercer disco, es un tanto diferente respecto a los dos anteriores discos, es mucho más técnico y melódico. De principio a fin es riff tras riff, alternando con solos a cual mejor, un excelente trabajo de David Blomqvist. Una obra maestra del death metal sueco.

 
2. Carcass – Wake up and smell the… (1996)

 
Soy consciente que con este disco estoy haciendo trampa. También sé que, si tendría que elegir al disco más representativo de estos ingleses, elegiría al Heartwork. Sin embargo, elegí este disco que, si bien llega a ser un compilado, tiene mucho del material inédito y además representativo de este trío de Liverpool. Lo más interesante es que tenía el ultimo material que habían grabado después del Swansong, material que hasta el día de hoy es clásico en su discografía. Carcass ha sido una banda que ha ido evolucionando disco a disco, y a la vez, siempre dando la pauta. Y este disco es eso, un resumen de la carrera de estos dioses del death metal.

 
1.    Death – Spiritual healing (1990)

 
Sin lugar a dudas, Chuck Schuldiner fue uno de los grandes genios musicales de todos los tiempos, no por nada fue uno de los precursores del género al cual le rendimos este homenaje. Chuck, siempre estuvo un paso más allá, rodeándose además de los mejores músicos de su generación, para dar vida a sus discos. Se que posiblemente Death tiene discos más avanzados y elaborados que este, pero el Spiritual tiene una particularidad, para mí simplemente es la síntesis y la esencia más pura del death. Para mí, es así como debe sonar un disco de death metal!!!.    

 

 
 

Sobre Dieguex

República Independiente de Sopocachi. Biólogo e Historiador en proceso. Melómano. Escudriñador de la música, sus procesos culturales, sociales e históricos. Miembro del Equipo de Coordinación del Illimani Metal Fest. Escritor en el Abismo desde 2009.

2 comentarios

  1. Excelente top querido Dieguex! Cómo decías y como se preveía hay bandas clásicas en las que coincidimos, hay unoun sólo que no escuché: Mortification. De ahí me gustó ver un tu lista a Tribulation (maravilloso disco…), Gorefest, al Amorphis, al Opeth y al Six Feet… grandes exponentes del género. Como decíamos, hay material para la próxima sesión!Abrazos!!

  2. Muchas gracias Machi!!!Si, creo que bastante clásica mi lista.Ese Tribulation es una joya, de los mejor de estos últimos años en cuanto a Death metal.Bastante material para la siguiente sesión!!!Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *