Nachtmystium y el Black Metal norte americano

La idea original de esta revisión, era la de hacer precisamente una revisión de Nachtmystium y de su obra conceptual Black Meddle Partes I y II, sin embargo, esta idea se quedó a medio camino, ya que para entender a esta banda y por supuesto al Black Meddle, es necesario entender un poco el contexto del cual provienen. En este sentido y luego de haber ido madurando algunas ideas y criterios, vi por conveniente dividir esta revisión en dos partes. Esta primera parte intentará contextualizar al Black Metal norteamericano contemporáneo, mientras que la segunda tratará específicamente sobre el Black Meddle.

Empezaré reconociendo que hace ya algún tiempo, esta se convirtió en una de mis bandas favoritas. Tal es así que, prácticamente me he vuelto un “adicto” del sonido de Nachtmystium.

En lo personal, aún me extraña, que una banda tan compleja y alucinante como lo es Nachtmystium, se mantenga todavía a un nivel under ground, siendo hoy por hoy una de las bandas más emblemáticas dentro de la escena extrema de los Estados Unidos.

Sin embargo, la respuesta puede ser evidente y hasta lógica. Para entender la esencia de esta banda y de su propuesta, es necesario introducirnos un poco más en la escena del Black Metal (¿o mejor dicho Post-Black Metal?) norte americano, especialmente en las escenas de Chicago y California.

En los últimos años, esta escena por demás controvertida y radical, se ha convertido en un punto de referencia obligatorio, de la nueva ola de bandas extremas que han ido surgiendo en los Estados Unidos. Basta con mencionar algunas de las bandas más sobresalientes como Leviathan, Lurker of Chalice, Krieg, Judas Iscariot, Imperial, Xasthur, Twilight y por supuesto Nachtmystium.

Desde mi percepción personal, creo que todas estas bandas poseen características comunes que han definido a esta(s) escena(s). Primero, que la mayoría de ellas llevan tocando casi más de una década, todas influenciadas además por bandas extremas predecesoras del Black Metal europeo como Burzum, Mayhem o Darkthrone. Segundo, la incorporación de tendencias políticas y “nacionalistas” desde su propio contexto, en la temática colectiva de este movimiento. Y finalmente, y como tercer punto, la incorporación de nuevos sonidos y elementos producto de las nuevas corrientes paralelas que han ido gestándose.

El componente ideológico ha jugado un papel determinante para definir este movimiento. Dentro de su propio contexto, el BM norte americano, si bien introduce ideas nacionalistas en sus letras, está lejos de evocar glorias y batallas heroicas o de narrar las epopeyas de dioses, titanes o pueblos ancestrales. En general, tampoco ha enfocado su narrativa en temas paganos, salvo algunas excepciones dignas de mencionar como Agalloch o Wolves in the Throne Room, que sin embargo son parte de otra historia y de otro contexto. En resumen, el BM norte americano, carece de todo ese romanticismo épico propio de la escena europea.

Por el contrario, la temática abordada por la mayoría de las bandas, raya en otros temas más radicales. Los temas anticristianos son comunes (y además propios de este estilo, no?), al igual que el tema de la guerra, la violencia, el segregacionismo o el nihilismo. Más interesante aún, resulta que este movimiento se ha convertido en una especie de bandera de otros grupos más radicales en los Estados Unidos. Prefiero no entrar en muchos detalles, simplemente les dejo algunas referencia bastante representativas como “NSBM” o “Never stop the madness”. Cada uno saque sus propias conclusiones.

Finalmente, a diferencia del BM europeo, que ha incorporado elementos progresivos en su sonido, que en muchos casos ha derivado en un Black avant-garde con un componente ideológico netamente racionalista o por el contrario elementos folks que han dado lugar a un Black más épico con tendencias románticas, el BM norte americano ha incorporado otros elementos que le han dado un aire totalmente diferente y por consiguiente un estilo propio. Este sonido incluye una mezcla de elementos experimentales, ambientales, electrónicos, psicodélicos, bastante de drone, algo de punk y por supuesto una incorporación y asimilación enorme de todas las tendencias posts norteamericanas contemporáneas.

Nachtmystium, banda liderada por Blake Judd, tampoco es la excepción a toda esta regla y, su evolución y búsqueda musical, también ha corrido de manera casi paralela a la del resto de las bandas mencionadas anteriormente. Con los años, estas bandas han llegado a tener convergencias significativas, hecho que finalmente se traduce en la formación de distintos proyectos, que en definitiva, han reafirmado y consolidado la esencia misma de este movimiento.

También es interesante el hecho que casi todas estas “bandas”, en realidad resultan ser proyectos de un solo hombre, con el cual colaboran otros músicos, tales son los casos de Jeff Whitehead (Wrest), con Leviathan y Lurker of Chalice, Neill Jameson (Imperial) con Imperial o Krieg, Scott Conner (Malefic) con Xasthur y por supuesto Judd (Azentrius) con Nachtmystium.
En este sentido, la culminación y coronación de este movimiento puede traducirse en el megaproyecto Twilight, en el que precisamente participan Whitehead, Jameson y Judd, acompañados por otros tres músicos destacados dentro de la escena post norteamericana: Aaron Turner de Isis, Sandford Parker de Minks y Stavros Giannopolous de The Atlas Moth. Monument to time end, es el disco que plasma y consolida el sonido y la esencia de este movimiento, una joya musical que cierra con broche de oro toda una década.

Estos mismos músicos también han colaborado de una u otra manera con Blake Judd y Nachtmystium, dejando su aporte en el Black Meddle, pero esta es ya otra parte la historia…

Sobre Dieguex

República Independiente de Sopocachi. Biólogo e Historiador en proceso. Melómano. Escudriñador de la música, sus procesos culturales, sociales e históricos. Miembro del Equipo de Coordinación del Illimani Metal Fest. Escritor en el Abismo desde 2009.

6 comentarios

  1. Buen artículo! Creo que en definitiva la música permite ver más allá. Este caso es una especie de diagnóstico sobre cómo se vive en las urbes gringas (Boston, Chicago, Los Ángeles), y que finalmente se traduce en todo lo que conlleva el black metal gringo urbano desde lo ideológico, lo vivencial, lo experimental y también lo jodido, lo vacío y nihilista. Y es que el entorno da la herramientas de traducción y creación. Y cada quien se basa en ello para expresar lo que siente o deja de sentir, como en este preciso caso.Y como decíamos, el metal es en esencia under y en este caso black.Un fuerte abrazo! y felicidades

  2. De acuerdo con los dos!! Brutal el artículo…

  3. saludos!!Buenisima reseña!……….todo lo que aporte elementos para ese entendimiento de la musica como proceso me parece verdaderamente valioso, igualmente siempre aprendo de otros puntos de vista.Solo una pregunta…. no te parece que hablando precisamente de la evolucion del black metal norteamericano esta ultima decada, se hace necesario hacer mencion de Weakling y su Dead as dreams?

  4. Si, el Dead As Dreams es muy importante desde un punto de vista histórico del USBM..Otra banda que anda en lo suyo y cada disco que saca vale la pena darle un par de escuchadas es Cobalt!Para los próximos años yo le tengo puestas unas fichas a Castevet (reseñado en el abismo), una mezcla muy interesante

  5. Gracias por los comentarios… Siempre resulta interesante meterse a fondo y entender el contexto y el por que de la música que escuchamos. Como dice Machi, la esencia del metal es under y precisamente esa vida callejera es la que se traduce un poco en esta nueva movida americana. Que entre otras cosas también transmite el mensaje de la decadencia de la sociedad, los antivalores, la violencia, las drogas… vida callejera, simplemente eso…No hay verdades absolutas ni tampoco un punto de vista, siempre hay diferentes partes que van armando un todo. Respondiendo a Ryszard, la verdad que no conozco a Weakling, salvo que es una banda de black progresivo… le daré un escuchada y así puedo comentar con un poco más de argumentos.Castevet es otra banda que tiene lo suyo y seguramente Cobalt también… son partes del rompecabezas… y la historia sigue en construcción…

  6. Yo le aumentaría también a los Ludicra, otra banda parte de este USBM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *