Review Summer Breeze´11 – Parte III

Para empezar esta última parte del review, aquí la entrevista que realice al promotor del Summer Breeze

Krups Abismo Blogzine: KAB                          
Ralf N. Summer Breeze: RSB 
KAB: Empecemos con, ¿cuántos asistentes hubieron este año? 
RSB: Aproximadamente 33.000!!
KAB: ¿Cuántas personas trabajan directa o indirectamente (como grupo o varios de ellos), y durante cuánto tiempo en función a cumplir con los objetivos trazados? 
RSB: Es una pregunta difícil de responder pero trataré de explicarlo brevemente, tenemos un círculo interno de alrededor de 10 personas que se encargan de todo los pormenores a lo largo del año. Cuando la puesta en marcha en el lugar del festival se inicia en agosto, otras 20 personas se suman para construir las cercas y así sucesivamente cada día son más las personas que se van sumando. Finalmente, alrededor de 1000 personas se encuentran trabajando durante el evento, eso incluye el personal de venta en las cabinas, la seguridad, etc. 
KAB: ¿Cómo proceden para escoger y/o invitar a las bandas? ¿Pueden también bandas latinoamericanas aplicar a esta selección? 
RSB: Claro que pueden, todos pueden. Tenemos varios parámetros necesarios para seleccionar a las bandas: En primer lugar deben ser solicitados!, es decir que exista una expectativa por verlos. Luego se analiza el precio y la disponibilidad con la disquera. En el caso de que las bandas apliquen por su cuenta, deben de tener de todas formas un contrato discográfico y uno de verdad. La razón es clara, de esta manera habrá un efecto de marketing y esto es muy importante. Al final tenemos que vender entradas para mantener todo a flote. No recibimos nada de forma gratuita, por lo tanto tenemos que pagar. Así que la banda debe ser conocida más allá de su círculo de amigos, debe ajustarse a la cartelera que se va armando, etc. 
KAB: ¿Qué se puede mencionar acerca del trabajo sobre los acuerdos con patrocinadores, los aspectos legales para lograr este tipo de espectáculos y de las normas de seguridad a seguir en Alemania o en Europa en general?
RSB: Sobre patrocinios no creo que haya mucho que discutir, solo que no trabajamos con alguien simplemente porque pague mucho dinero. Tiene obviamente que adecuarse a lo que involucra el festival de alguna manera. Aspectos legales. Bueno, hay leyes estrictas que se deben seguir. Las autoridades como la policía ejercen control sobre estas y deben hacerlas cumplir. Tenemos una relación muy buena con todas las entidades involucradas y por lo tanto podemos trabajar juntos con un fin en común. Todos somos socios de confianza y eso es muy importante. 
KAB: Tan importantes como son la calidad de sonido, luces y todas las cuestiones técnicas, ¿cómo es posible manejar estas con tantas bandas? 
RSB: Bueno hay un backline del festival, sistemas de sonido, etc. Esta información se la da a las bandas antes del festival, para que sepan lo que tendrán a disposición. Los equipos son profesionales por lo que normalmente nadie se queja. Toda se alquila a una compañía de gente que conocemos desde hace años, así que sabemos que podemos confiar en ellos. Bandas más grandes, por supuesto, tiene exigencias especiales y tratamos de encajar. En realidad, no es mucho problema. 
KAB: ¿Qué otros importantes números se pueden mencionar? 
RSB: 100 bandas y todas lograron estar en el escenario, a tiempo! Las tormentas y problemas con el clima, nos ayudaron a demostrar que podemos tener una reacción rápida cuando es necesaria!
 
Puede parecerle a la mayoría de la gente que ir a un concierto es simplemente, ver a la(s) banda(s) tocar y ya, pero eso no podría estar más lejos de la realidad y más aún cuando se trata de un festival, donde se tiene la oportunidad de vivir todo lo que involucra la experiencia. 
Como comenté en la primera parte del este review, los preparativos son igual de importantes debido a que en función de estos se podrá disfrutar de mejor forma y evitar pensar por detalles que podrían haber sido antes planificados. Es de suma importancia llevar además de una bolsa de dormir, una silla! (por no cargar una me arrepentí), es también útil llevar una colchoneta para la bolsa de dormir si no se quiere dormir sobre el piso. Si no se comparte carpa, algunos también cargan una personal, pude ver algunos chicos que parecían ekekos al cargar todo eso además de sus mochilas. 
En caso de ir en auto, el peso se simplifica bastante porque uno puede llevar todo lo comestible y bebible. El gasto extra de gasolina se justifica a la hora de no comprarlos directamente en el festival o invertir más tiempo en ir hasta el supermercado más cercano del pueblo. De todas formas siempre hay más de una posibilidad. 
Debido a que este tipo de festivales se realizan durante la época del verano, el sol puede llegar ser bastante fuerte y es importante llevar protector solar (aunque siempre se acaba viendo personas más rojas que un tomate). Hay que cuidar hombros, cuello y espalda; para la cara obviamente una gorra, sombrero y /o lentes de sol se vuelven accesorios indispensables. 
 
Como el área del festival está dividida en zonas, cada una marcada con letras y puestas en unas torres que funcionan a la vez como postes de luz, los mapas del festival las indican para su fácil ubicación lo cual incluye también la disponibilidad de baños y duchas. Algo que recomiendo, es llevar las zapatillas más cómodas y viejas que se tengan porque de hecho habrá que botarlas a la vuelta, es además muy aconsejable llevar una chaqueta impermeable, llueva o no. 
Ahora bien, cada quien decide que actividades realizar y cuando. Hablando del público, como mencioné antes, en el SB la mayoría de los asistentes son locales, es decir que vienen de distintos puntos de Alemania. Fue interesante ver cuando llegaba como todo iba tomando forma para ser parte de este transitorio pueblo empezando por la entrada y donde se pueden distinguir varios tipos de público. 
Según la apariencia, visten su estilo de metal favorito ya sea con poleras de sus bandas o accesorios relacionados a ese específico estilo. Hay otros que deciden disfrazarse de cualquier cosa, quizás el disfraz que usaron el último carnaval o Halloween, que puede ser literalmente lo que sea. 
Algunos se dedican simplemente a charlar bajo la sombra de su toldo, se aseguran de tener suficiente que tomar y quizás eventualmente vayan a ver una que otra banda. Otros se dedican a jugar flunkyball, que es un juego en el que dos equipos, cada uno con su respectivas cervezas, deben voltear una botella/lata (a una distancia equidistante de ambos) con una pelota y mientras el equipo contrario corre para ponerla en su sitio y volver a su lugar, el otro equipo intenta tomar los más rápido posible, el que acaba sus cervezas primero además de ganar se lleva más cerveza. 
Al mismo tiempo que las bandas están tocando, varias otras están autografiando en stands de los sellos o revistas, se puede ver largas colas para ciertas bandas y si no son estas colas, de seguro son para comprar algo de comer o tomar en el sinfín de puestos que rodean los escenarios. De igual forma existe una especie de mercado donde se puede comprar discos, videos, poleras, accesorios etc. 
Firma de autógrafos Primordial
Cuando van a los escenarios, algunos se quedan atrás escuchando cerca a la tarima de control, que es el mejor lugar para escuchar lo cual no significa ver mejor, peor aun cuando se es más bajo de la gente que está en los alrededores. 
Otros se dedican al crowd surfing que se ha vuelto incluso una competencia para ver quién puede llegar más veces adelante y completito, mientras no pase nada en el camino hacia el escenario y el público que te pasa sea gentil. Vi varias veces caras de satisfacción y la adrenalina desbordada. Otros buscan estar en la primera fila aunque esto signifique ser duramente empujado y no moverse todo el día. Otros van y vienen de escenario en escenario. 
Al acabar el festival, solo quedan vestigios de lo que pasó y aunque a ratos si me hubiera gustado quedarme en primera fila o simplemente a charlar, mi interés por ver bandas con las que había soñado y sacar fotos fue más fuerte. Logré ver alrededor del 25% de las bandas y eso es más del doble de bandas que el promedio de los asistentes ven. Quizás la próxima vez logré ver menos, en todo caso preferiría no perderme ni un día y de esa forma ver varias bandas distribuidas en un periodo de tiempo más largo.

Sobre Krups

Creadora del Abismo Blogzine y del Illimani Metal Fest, nació en La Paz y ahora radica en Alemania. Melómana y metalera desde hace más de 20 años, ingeniera de profesión. Aprovecha cada oportunidad para ver bandas en vivo, visitar nuevos lugares y para la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *