Review: Void Fest 2017


Visitar nuevamente el Void Fest en 2017 fue una aventura llena de emociones de principio a fin. Llegamos desde la hermosa República Checa y llevábamos ya en las espaldas no solo un festival sino una semana de turismo, yo andaba medio enferma pero la emoción de llegar a los bosques de Bavaria pudo más que mi resfrío. Ese año la organización decidió cambiar de lugar el festival, mientras que anteriormente se realizaba en un lindo lugar en las montañas, el nuevo lugar era ahora un área llana igual de agradable entre bosque y pradera. A la que ahora incluso, se puede llegar en tren y no solo en auto.

Así llegamos en tren desde Praga, cruzando la frontera hasta un pequeño pueblo llamado Cham de donde tomamos un tren regional hasta Zillendorf, para luego caminar un trecho con nuestras cosas y finalmente tener un aventón hasta Sinzendorf, el actual lugar del festival. Como luego nos enteramos, debido a que las áreas donde se realizaba previamente es propiedad de agricultores y ganaderos, es necesario darle un respiro a la tierra. En teoría, cada dos años el festival se moverá de este nuevo lugar al antiguo.


Tuvimos suerte de llegar un día antes, jueves 17 de agosto, conseguir un sitio cerca de la entrada, reservar sitios para los amigos que iban a llegar y descansar un poco. Este iba ser el festival donde íbamos a encontrar a la mayor cantidad de amigos este año, varios de los alrededores de donde vivimos y otros incluso que llegarían desde Hamburgo y Copenague. Así que la fiesta estaba garantizada.

El viernes 18, era uno día caluroso de verano con la atmósfera que uno espera. Mientras disfrutábamos del sol, saludábamos a los recién llegados, dábamos una vuelta para conocer las instalaciones del festival, pequeño y acogedor. Nos preparábamos para la primera banda en el Tentstage (TS), Ill Wicker desde Gotenburgo, a quienes hace un tiempo me los perdí en el Heavy Days in Doomtown, así que esta iba a ser la oportunidad para verlos. Una banda folk con violín, contrabajo, guitarras electroacústicas, percusiones orientales y otros, creando un ambiente de relajación. Lástima que no presentaron sus psicodélicas proyecciones.

Demon Head

Saliendo a la luz para ir al Mainstage (MS), le tocaba el turno a los daneses de Demon Head, quienes al son de su rock setentero y muy diabólico hicieron bailar a todos. Fue una buena banda para empezar el festival y con un buen show en vivo, el vocalista incluso se bajó del escenario para cantar con el público. Aún de día, una hora y clima no muy convencionales para que una banda como UADA tocará en la carpa pero debido a que se encuentran en tour, tuvieron que hacerlo. Una semana antes los vimos en el Brutal Assault y realmente esperaba verlos de nuevo, una de las bandas más interesantes de black que salió en los últimos años de Portland. Recomiendo su disco debut “Devoid of Light” y aunque sonaron bien, el ambiente lastimosamente no les favoreció.

Algo impredecible y diferente se vería en el escenario principal con los italianos de ZU, el saxofonista tocaba tan fuerte que era difícil no escuchar otra cosa. Banda con varios años de trayectoria y una docena de álbumes, que volvió a los escenarios para compartir esta mezcla de freejazz basado en estructuras de mathrock. La nota divertida del día serían los locales de Hildegard von Binge Drinking, un dúo electrónico vestidos de monjas (nombre inspirado en Hildegard von Bingen, abadesa, líder monacal, mística, profetisa, médica, compositora y escritora alemana) que hicieron olvidar que afuera se estaba cayendo el cielo. Mientras su show se extendía la gente bailaba o intentaba salir de la carpa y de estos últimos, alguno que lo logró acabaró en un baño de lodo.

Travelin Jack

Lo anterior valió la pena para no perderse a los Travelin Jack en el MS, que mejor vestidos que nunca demostraron que no interesa el ambiente sino el espíritu que uno tenga de compartir su poderoso hard rock, mientras recibíamos una torrencial lluvia viendo a una de las bandas más carismáticas de la escena actual. Debido a un retraso entendible, llegamos lastimosamente a ver lo último de Venom Prison en el TS, estos ingleses a la cabeza de Larissa Stupar, una frontwoman que no tiene nada que envidiar a otros del género, con la diferencia que esta banda de death metal/hardcore habla en contra la misoginia y la cultura de la violencia sexual.

BelzebonG

Para continuar con otra banda liderada por una mujer, la bajista Lisa Alley con los The Well, un trío de Austin Texas, tocando un rock piscodélico, blusero, con influencias doom, de stoner y bien pesado, donde sobresale el dueto vocal de Lisa y el guitarrista Ian Graham. Seguirían unos compatriotas  suyos en el TS, los Oozing Wound desde Chicago y un performance muy activo en escenario llegando con un intenso space rock, un pesadísmo bajo y los gritos de Zack en la guitarra. Todo esto finalmente para cerrar la noche con los esperados teloneros, los polacos de BelzebonG y sus weedy grooves en el MS, Los miembros que prefieren mantenerse en el anonimato, son unos  doomeros stoned con guitarras muy distorsionadas, tenues luces verdes y una máquina de humo a full, era inevitable no pensar en fumarse un joint cuando las bandas son tan literales al respecto.

Durante la presentación de Travelin Jack

Por suerte no tuvimos que lidear con alguna banda cancelada y mucha gente festejó bajo la torrencial lluvia. Todo fue cuestión de tener la ropa y el espíritu adecuados, pero en lo personal, no quería arriesgarme a enfermarme más así que evité el after party. Al día siguiente, era ya claro que el festival se había convertido en un barrial. Otros festivales en Bavaria tuvieron que cancelarse ese fin de semana. Sin embargo, el Void Fest continuó, no solo en la carpa sino en el escenario principal al aire libre. Solo el escenario programado en el campamento tuvo que ser trasladado a la carpa y se retraso un par de horas.

Down with the Gypsies

Con un pálido sol ya pasado el medio día, solo alcanzamos a ver a la última de cuatro bandas que tenían que tocar en el Campsite, los Spitting Nails de Hamburgo con su Crust/Hardcore. Para dar paso a la banda Astroboy desde Berlín que fue reprogramada, nadie supo porqué aunque ellos comentaron que era total responsabilidad de la organización. De todas formas un presentación tranquila llena de fuzzy rock. Luego sería el turno de la banda nuevozelandesa radicada en Berlín, que incluye además miembros de Croacia y Sudafrica, Full Moon Fiasco y un rock bastante psicodélico. Seguiría en el TS la banda de la ciudad donde vivo, desde Karlsruhe, los Down with the Gypsies que es otra banda con miembros de varios países y de ahí sus diversas influencias, como folk, kraut, blues, prog. Donde destaca Gaba Wierzbicka, quien toca los teclados, la guitarra y tiene una increíble voz.

Ohmms

Ya a media tarde tocaban en el MS los ingleses de Ohmms, con uno de los shows más intensos del festival y un potente sludge. El vocalista y el bajista parecían que no eran de este mundo, un feeling que contagiaba y que desearía ver en muchas otras bandas además de su constante critica para defender los derechos de los animales. Luego tocaron en la carpa los alemanes de Limestone Whale, cuarteto que combina proto metal con rock psicodélico, blues setentero y hard rock. En el MS tocaba el baterista, Ken Pustelnik, de la clásica alineación de la legendaria banda inglesa de blues The Groundhogs, formada hace 45 años. Ken mantiene el espíritu de la banda acompañado de otros talentosos músicos. Una banda bastante repercutida, son la de los franceses de Cult of Occult a quienes vi antes en el Northern Discomfort en Dinamarca, con una actitud de odio a la humanidad y  gritos del mismo satán, esta banda se prepara para el fin del mundo con su enérgico slude doom.

Yuri Gagarin

Era el turno de la banda que esperábamos muchos, Yuri Gagarin, que fue sin duda mi favorita del festival. Estos suecos llevan el space rock más allá de la estratósfera, a pesar de las condiciones climatológicas de ese momento, uno podía simplemente cerrar los ojos y disfrutar de su pesado rock psicodélico, imaginando vivir en los parajes que describen sus canciones, todo una experiencia que definitivamente quiero repetir. Después de volver a la realidad, era de moverse a la carpa para los potentes Paramnesia desde Francia, está banda de black metal ambiental no tiene la típica estética black pero musicalmente hablando llegan muy alto dejando a otras bandas de este rango en el camino. Sus presentaciones son siempre como un látigo en los oídos, con estridentes voces y un gran baterista.

The Underground Youth

Una banda interesante fue The Underground Youth en el MS, formados en Marchester pero radicados actualmente en Berlín, una mezcla de psicodelia y post punk, una baterista minimalista con su gear y guitarras que en conjuntos crean melodías simples pero muy pegadizas, muy al estilo The Cure con toques Sisters of Mercy. Después todos corrieron a la carpa para ver a los holandesde de Death Alley y convertir este pequeño espacio en una fiesta al ritmo de su metal proto punk psicodélico y con crowdsurfing incluido, tienen un frontman imparable en el escenario. A estas alturas el clima no ayudó, volvió a hacer frió en pleno verano pero el entusiasmo no bajó para ver a los suecos de Spelljammer quienes cerraban el festival, stoner doom lento y pesado con melodiosas y guturales voces, para fans de Sleep.


Algo que me gustaría mencionar es el hecho del innecesario estrés de tener bandas paralelas en un festival tan pequeño. En todo caso sería mejor empezar más temprano o bien reducir el número de bandas, para evitar la incómoda sensación de decidir entre dos bandas que finalmente podrían interesar por igual. Por lo demás, es un festival que mucha gente espera, siempre existe un ambiente muy fraternal entre los visitantes y ese año las bandas fueron una buena combinación del espectro underground, entre psicodelia, stoner, doom, punk y black metal.

Finalmente tuvimos la suerte de que un amigo nos trajera de vuelta a casa, lo que implica llegar más rápido. Por el camino vimos además a muchos metaleros volviendo a casa desde otros festivales, fue definitivamente un intenso fin de semana y el fin de un viaje de casi dos semanas que disfrute muchísimo.

UADA
ZU
The Well
Oozing Wound

Spitting Nails
Astroboy
Full Moon Fiasco
Limestone Whale

Ken Pustelnik (The Groundhogs)
Cult Of Occult
Paramnesia
Death Alley
Spelljammer

Pueden ver el el álbum completo de fotos del festival aquí

Sobre Krups

Creadora del Abismo Blogzine y del Illimani Metal Fest, nació en La Paz y ahora radica en Alemania. Melómana y metalera desde hace más de 20 años, ingeniera de profesión. Aprovecha cada oportunidad para ver bandas en vivo, visitar nuevos lugares y para la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *