Iron Maiden – The Book of Souls (2015)

Sin ánimos de exagerar creo que este ha sido uno de los discos más esperados del año. El arte de la portada, el regreso al logo clásico, el hecho que sea un disco doble, el cáncer de Bruce Dickinson, ello sin mencionar que es uno de los pocos discos de la Doncella, en el cual Harris no supervisa todos los temas. Todos estos elementos reunidos, ya daban la impresión que éste iba a ser un discos colosal. El resultado creo que sobrepasa por mucho las expectativas y no es que los Maiden hayan sacado discos malos; desde el 2000, poniendo de lado el desastroso Dance of Death, los discos producidos son muy buenos; el A Matter of Life and Death es un disco extraordinario, está a la altura de cualquiera de los discos clásicos, y el The Final Frontier, no está nada mal. 
A estas alturas qué más se puede decir, qué más pueden ofrecer; han conquistado el mundo, es uno de los nombres y de las imágenes más icónicas del metal, es la banda más representativa de su generación y sigue siendo uno de los espectáculos más impresionantes de la escena contemporánea. Ellos han rebasado sus propios límites, renacieron de sus cenizas y pocas bandas lo han hecho. Creo que están en la cúspide de su carrera y el Book of Souls es uno de los mejores discos de su repertorio. La voz de Dickinson sigue sonando igual de bien que en los 80 y pocos vocalistas pueden jactarse de ello, las guitarras se complementa mejor, el galopeo de Harris sigue sonando bien, aunque a ratos es un poco tedioso, y McBrain, una vez más me deja perplejo.
Un disco más, un disco menos; que los Maiden graben de nuevo no fue ninguna sorpresa. Es una banda muy activa y lo han demostrado a lo largo de estos quince años, todavía tienen mucho por ofrecer. Es una banda muy diferente a la que fue en los 80; en esa década ya lejana, los Maiden se estaban buscando; tardaron en estabilizarse y cuando finalmente las piezas parecían encajar el Smith se fue y la Doncella estuvo al borde del precipicio. Sin desmerecer el aporte que hizo Gers, sin Dickinson ni Smith la banda parece que no puede funcionar; sin duda es la formación definitiva, la única que a estas alturas puede trabajar siguiendo las directivas de Harris y por ello, éste disco suena diferente. La técnica utilizada para grabar, le da mucha cohesión y espontaneidad. 
De acuerdo a las declaraciones de la banda, cada miembro se presentó a las sesiones más o menos con una hora de material inédito, de ese espectro se seleccionaron los mejores momentos y a partir de eso retazos se construyeron las canciones, ahí mismo, en el estudio mientras el grupo grababa. Creo que ese elemento le da mucha fuerza a las composiciones, introdujo un nuevo factor creativo y le dio al grupo el impulso necesario para cerrar las sesiones en un tiempo bastante corto. Es un factor nada desdeñable, el elemento que no está presente en otros discos de Maiden; también creo que el hecho que Harris no haya participado de una manera tan activa como lo hizo en otros discos, le dio a la banda mayor rango de acción.  
Si bien hay algunas canciones de relleno o que pasan más desapercibidas que otras, en conjunto es un gran disco. If Eternity Should Fail, The Book of Souls, Tears of a Clown y la extraordinaria Empire of Clouds, están entre lo mejor que la banda ha producido. Las canciones más flojas son los singles potenciales Speed of Light y Death or Glory, que me parecen bastante aburridas como muchos de los singles de Maiden. Creo que es un disco con mayor libertad y experimentación, me trae recuerdos de las épocas del Somewhere in Time y el Seventh son of a Seventh Son, cuyas canciones épicas se asemejan mucho a Empire of Clouds una de las canciones más ambiciosas y complejas que la banda ha grabado, será todo un desafío interpretarla en vivo. 
El siguiente paso es ese; la gira. Estoy ansioso por ver el escenario y el set-list, al nuevo Eddy recorriendo el escenario. También se rumorea que Dickinson va grabar un nuevo disco como solista, lo que también presagia una gira. Pero el comentario o el rumor me que dejó es ascuas es el hecho que la banda abre la posibilidad de interpretar un concierto sinfónico. Nada está dicho, la gira ni ha empezado, pero el legado de la Doncella sigue ahí inmarcesible al avance de los años. A mi humilde entender este es uno de los mejores discos del año. 

Sobre George

Politólogo, melómano, escritor...

4 comentarios

  1. Excelente revisión querido George, efectivamente este disco de los Maiden está solido… Yo lo estoy disfrutando bastante. Tal vez la longitud del mismo pueda aburrir un poco, pero bueno, estamos ante el nuevo trabajo de una de las bandas más importantes del universo del metal, así que da igual.Un abrazo

  2. Buena revisión George!!!A estas alturas a Maiden ya no se le debe exigir nada. Como bien dice el Machi, Maiden es una de las bandas más importantes del planeta y a estas alturas, ya no están con contemplaciones, ya no están como para complacer a los fans… Maiden hace lo que le gusta y lo que quiere y los fans acatamos!!!Como bien dices George, en cuestión composición, es un disco que ha seguido otra dinámica, en la que ha habido un mayor aporte por parte de todos los miembros. Pero se repite una cosa del pasado… el Harris estaba pasando por una serie de problemas personales por lo que no pudo participar al 100% del proceso entonces, y como hizo en el Somewhere y en el Seventh, paso la confianza y el liderazgo creativo al Smith. Y eso se nota… más allá de los aportes del Murray o del Gers, el hilo conductor sigue siendo el Smith.Como bien dices, el disco resulta un poco largo y quedan algunas canciones flotando. Yo sigo creyendo que podían haber armado un disco más corto y más contundente. Pero a veces pasa, Maiden tenía tanto material escrito que daba como para armar un disco doble y eso no es poca cosa. No cualquier banda es capaz de hacerlo.Un disco que cierra por fin un ciclo, que empezó con el X-Factor. Este Books, es fiel a ese sonido, a ese proceso, al Maiden post X-Factor. Un disco que estará en lo más alto del top de este año… Up the Irons!!!

  3. Gracias queridos Machi y Dieguex; efectivamente el disco es un poco largo, y creo firmemente que cuando el Smith está a cargo la cosa funciona mejor y bien dices Dieguex, esto cierra definitivamente un ciclo, qué más traerán los Maiden después…

  4. A no nos parece tan largo, nos encanta. ¡El disco del año! A ver si los vemos el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *