Uriah Heep: a la memoria de los caídos

Cuenta la leyenda, que en 1969 mientras Deep Purple desarrollada ideas en el Hanwell Community Centre, una pequeña banda de pop rock británica, llamada Spice, hacía lo mismo en una de las salas contiguas. Algunos meses después, salió el Deep Purple in Rock, y la pequeña banda le dio un giro al sonido, dándole mayor protagonismo a los teclados, la fuerza bruta del recientemente fallecido Ken Hensley. Spice dio un último concierto con ese nombre el 21 de febrero de 1970, siendo teloneros de Deep Purple. El 20 de marzo dan su primer concierto como Uriah Heep en Salisbury. La comparación entre ambas bandas se impone por sí misma: el equilibrio entre el órgano y la guitarra, y los dotes teatrales de la voz de David Byron. Siempre he considerado a Uriah Heep como una copia de Deep Purple, y por ello nunca he sido fiel seguidor de la banda. Claro que tengo varios discos y los escucho con cierta frecuencia.

La muerte, siempre es un momento de reflexión, tributos y homenajes, qué buen tipo que era el ñato ese; y no deja de ser una pena, valoramos a las personas cuando ya no son parte de este mundo traidor. La mayor parte del tiempo la pasas solo encerrado en tu departamento, y a tu funeral asisten hasta los primos bastardos, engendrados por una tía libidinosa y un colombiano que hacía negocios turbios. Los misterios insondables del señor. Uriah Heep es una gran banda y cada vez la aprecio más; para esta entrega especial, siendo también un homenaje a Gary Thain, Lee Kerslake, Ken Hensley y al gran David Byron, me centro en cinco discos de la banda, los que más escucho y disfruto.

Salisbury (1971)

Salisbury

Yo pienso que el primer disco es más rudimentario, aquí las cosas se definen mejor, y la intro de Birds of Pray es épica. Es el sonido de la banda, la guitarra, los teclados monstruosos y la voz; en términos comparativos está a medio camino entre Deep Purple y Queen, y esto es rock progresivo de alto nivel. Yo sigo con la interrogante, supuestamente The Park es una canción de Hensley, sin embargo, en los registros bolivianos figura como un villancico de autoría anónima. Wara graba la canción, con el nombre de Nacimiento para el Quimsa (1978). Supuestamente, Carlos Daza, muchos años después, recibió una carta del propio Ken Hensley, concediéndole los derechos de Lady in Black, la que graba para su disco Renovación Wara (2002). Time to Live es una canción más convencional, muy parecido a Deep Purple y adoro como Byron canta, tiene un timbre vocal muy similar al de Gillan. Y aquí la canción epónima es una bestialidad, es lo mejor que tiene Uriah Heep, de las mejores canciones de la vida, así de simple. 

Look at Yourself (1971)

Look at Yourself

Uriah Heep es una banda más inestable, muchos cambios de integrantes, aquí la batería, en la canción epónima suena muy bien, y esos teclados rivalizan con los de Jon Lord, tienen un sonido muy similar; pura fuerza bruta, Hensley es la mente maestra detrás de todo esto, y también es un gran vocalista. La batería de Iain Clark, hace una gran diferencia; I Wanna Be Free sigue con ese sonido, que Deep Purple forjó, pero Uriah Heep tiene un lado folk muy evidente, tiene carisma y una identidad propia. El lado A, cierra con la fenomenal July Morning, que se parece mucho a Child in Time, por esas referencias a la música de Europa Oriental; aunque la canción de Deep Purple es prácticamente un plagio, como muchas de las canciones de Led Zeppelin. La canción de Uriah Heep es uno de los grandes himnos de los setentas. Tears in my Eyes, retoma ese lado blusero que ya estaba presente en el primer disco, al igual que Love Machine, no podemos negar que las canciones tienen una estructura muy atípica, es parte de su herencia pop psicodélica. Shadows of Grief va por la misma vía, aprendieron bien de Deep Purple, pero esto es mucho más progresivo. What Should Be Donne, es una canción hermosa, es una pena que esta banda se haya ido al diablo por las drogas y el alcohol. Así que niños, ya saben, sean responsables si es que hacen música. 

Demons and Wizards (1972)

Demons and Wizards

Este es el primer disco con la formación clásica, con Gary Thain en el bajo y Lee Kerslake en la batería. Creo que es el disco más conocido y el más laudado por la crítica, que no se guardó insultos al momento de calificar al disco debut. Esta es una banda ya muy diferente, ya maduros a nivel musical y alejándose prudentemente del sonido púrpura. Aquí ya estamos en pleno rock progresivo, con esa pompa y cierta arrogancia. Yo prefiero, la manera como suenan los teclados en los tres primeros discos, pero aquí el concepto como tal funciona bien, mejor que en los anteriores. Tiene una interesante progresión interna; Easy Livin’ es un clásico de todos los tiempos, es necesario señalarlo. Le daba duro, en mis años mozos, sin dobles sentidos claro está. Poet’s Justice, es también una de esas canciones que adoro. Ahora que lo escucho de nuevo, tengo muy buenos recuerdos de este disco. Lo tenía grabado en un casete, dónde cuernos estará, y lo que más resalta es la voz de Byron. El lado A igual cierra de manera glorioso.  La pausa, le damos vuelta a disco y las primeras notas de Rainbow Demon, revelan que lo mejor está por comenzar. La secuencia final es absolutamente genial. 

The Magician’s Birthday (1972)

The Magician’s Birthday

Ahora que lo pienso, Uriah Heep fue una banda constantemente vapuleada por la crítica, esos malditos, el oficio más ruin y roñoso desde el advenimiento de las letras modernas. Sunrise es una excelente manera de abrir el disco; aquí el concepto funciona muy bien. Y Byron es uno de los mejores vocalista de todos los tiempos, y se merece ese lugar. Claro era un borracho, y ya en el 75 era una desastre, pero aquí canta como un dios. Spider Woman, es de esas canciones blues bien al estilo de Mick Box, lo que después será una problema. Mientras que Blind Eyes, es el estilo de Hensley, ese rasgueo es su marca de fábrica. En Bolivia, también tenemos esa fea costumbre de hacer críticas muy sañudas, defenestrar al artista, como si eso causara algún tipo de placer. Este disco es genial, Echoes in the Dark y Rain, así lo confirman. Después la banda irá por otros rumbos, pero creo que es la ocasión para retomar el catálogo de la banda, ahí donde lo dejé. El lado B comienza con todo, Sweet Lorain fue un gran single. Parece increíble que Box, sea el único sobreviviente a esta altura de la vida; el tiempo es inclemente. Tales es otro de los grandes momentos, no solo del disco, pero también de la banda. Lo que sí nunca me ha gustado, es el abuso que hacen del fade-out. Desde luego, el álbum cierra con la canción que le da nombre, entiendo por qué causó controversias, pero encaja muy bien en el disco. 

Live (1973)

Live

Ya para concluir esto, hay que mencionar al disco que cierra esta etapa; el Sweet Freedom, ya va por otro lado, pero voy a tener que escucharlo estos días, es un deber ante mí. Fue un lindo recorrido después de todo; la nostalgia terca que llena mis ojos de lágrimas, mi innegable lado marica. Hubo un tiempo en el cual, solo escuchaba discos en vivo, y esto me vino como anillo al dedo, comienza de una manera muy similar al Made in Japan, por la forma como se va construyendo la tensión. La batería de Kerslake, suena colosal y sin duda es uno de los mejores discos en vivo. Esto es lo mejor que tiene Uriah Heep; después vendrá todo el despelote, el despido de Byron, la muerte de Gain, y finalmente también le tocó a Hensley, salirse aireadamente; la banda sigue en pie, aunque le he perdido el rastro, es tiempo de retomarlo. Mención especial para Gypsy, el solo de Hensley es una locura, inconcebible.  

Síguenos en Spotify: 

Sobre George

Politólogo, melómano, escritor...

Un comentario

  1. Quería dejar la lectura para mañana, pero ganó la curiosidad ¡y no me arrepiento!
    Con sus recomendaciones llama más y más mi atención hacia lo progresivo, y sin querer. Suena armónico, combinado pero con ésos momentos salvajes en los que la emoción gana. Excepcional.

    Y si, creo que es hora de buscar más y más música nueva y no tan nueva para mí. ¡Fantástica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *