Los mejores discos del 2020, el año maldito (George)

Parafraseando a una banda que me gusta: tiempo es lo único que tenemos y tiempo es lo que nos hace falta. Ando muy emotivo en este fin de año, y creo que es la crisis de la mediana edad, algo está haciendo corto circuito en mi cabeza, temo caer y nunca levantarme, y sin embargo es tan tentador. El sigilo de la noche, y la presencia constante de la muerte; la oscuridad radiante y soberbia. Es el final de los tiempos, el mundo que conocimos ya no existe, de sus cenizas humeante se yergue una nueva realidad; y sabemos muy bien que todo cambio es irreversible. Mientras, la música nos sigue acompañando y este año, como nunca antes, contribuí en la página, para moldearla más a mi semejanza; aunque sigue siendo un esfuerzo colectivo, que venimos construyendo desde hace ya varios años. 

En todas estas consideraciones, el orden es algo arbitrario, y casi todos los discos que presento a continuación, fueron mencionados en algún momento, en esta página tan bonita, que venimos armando con tanto amor y cariño, como suelo decir en otros contextos.

Menciones: 

   Violet Cold – Noir Kid

   Gaerea – Limbo 

   Ygg – The Last Scald

   Unreqvited – Empathica

   Vous Autres – Sel de Pierre

20. Humulus – The Deep 

The Deep

Salió a principios de año y desde entonces le he dado duro al disco este, lo mencioné en algún momento porque quedé agradablemente sorprendiendo, soy un viejo rockero y este es el sonido que me gusta, los demás pueden irse al mismísimo cuerno. En cuestión de gustos nada está escrito, son percepciones, es el pávido tejido de la realidad; la incomprensión universal.  

19. Tortuga – Deities 

Deities

Lo descubrí al mismo tiempo que el anterior y solo la portada me dejó bastante perplejo; es muy buena banda, por cierto. Mitológico, primigenio y elemental. Dios de las profundidades, ten piedad de mi alma, procúrame el descanso y el olvido eterno. 

18. Breeding the Shadows

Breeding the Shadows

Yo tuve una conexión muy peculiar con este disco, realmente me llegó al alma, y salió un texto muy bonito del cual me siento orgulloso, pues en cierta medida le rinde justicia. Fue un año muy productivo, al menos invertí mi tiempo compartiendo música y escribiendo. El siguiente paso es seducir a una editorial, o a un mecenas; ahora les dicen sugar mommies.  

17. Sinira – The Everlorn 

The Everlorn

De los discos black que más he disfrutado en este año, puede ser un poco genérico, pero cuando comienza esta brutalidad, no hay cómo negar la grandeza peculiar del disco. Es mi lado agresivo, y pasé por momentos muy duros a lo largo de mi vida, siempre asumiendo el papel de víctima; es patético. Toda la maldad que alberga mi corazón, se diluye cada vez que escucho esto; es metal, es la pasión que aquí compartimos, mover la cabeza en trance, invocando al maligno, las fuerzas de la oscuridad. 

16. Zaklon – Zychod

Zychod

Otro de esos discos con los cuales tuve una conexión muy peculiar e íntima, fueron de esas reseñas, que nacieron al calor del momento, pura fuerza bruta que acumulo en mi interior. Frustraciones, y mucho rencor; que todo el mundo se vaya a la cochinada, qué mi importa al fin y al cabo; la música siempre me alivia. 

15. Septicflesh – Infernus Sinfonica MMXIX

Infernus Sinfonica MMXIX

Esto lo mencioné de pasada, y habría sido interesante hacer una reseña porque el concierto está brutal, en lo que a mí me respecta, este es el mejor disco de la banda, por el sonido y por todo el aspecto visual; sería genial verlo en el cine, con esa calidad de audio y de imagen, porque esto hay que vivirlo, es necesario sentir todo el poder la banda, la glorificación de la brutalidad. 

14. Internal Rot – Grieving Birth 

Grieving Birth

Esto me dejó realmente impactado, es puro salvajismo; en regla general, no me gusta mucho el grind y este es uno de los pocos discos con los cuales puede conectar. Después de esto uno queda francamente perturbado. 

13. Havukruunu – Uinuos Syömein Sota 

Uinuos Syömein Sota

Qué puedo decir, todos estos discos representan la forma cómo fui sobrellevando las cosas en este año particularmente complicado. Son las emociones del momento, y esto es metal en toda su grandeza y versatilidad. Es de los discos que más me sorprendió en años recientes.

12. Sepultura – Quadra

Quadra

Esto ni lo mencioné, pero es un discazo, creo que es el mejor de esta larga etapa que todos creímos que iba a ser transitoria. Está muy bien construido, la manera como cierran es glorioso. Fear, Pain, Chaos, Suffering, es lo que define el año, y estaría dispuesto a tatuármelo, en algún lugar impúdico quizás. Sigue siendo la crisis de los cuarenta, mucho tiempo he vivido, y sigo siendo fan de esta banda, últimamente cada disco es mejor que el anterior. 

11. Odraza – Rzeczom

Rzeczom

Alcohol, depresión, vanidad; son los tópicos que definen a la banda, tampoco tengo mucha idea de las cosas que plantean, pero suena increíblemente bien. Es una forma muy original de construir canciones, tiene todo lo que a mí me gusta en el metal: lo melódico, la disonancia, la fuerza y los cambios bruscos. Estas son las cosas que me hacen feliz y me olvido de lo solo y miserable que a veces me siento; esto me pone eufórico, con ganas de romperlo todo, como dice el otro. 

10. Cosmic Putrefaction – The Horizon Towards Which Splendour Withers

The Horizon Towards Which Splendour Withers

Esto me cayó de maravilla, en un momento en el cual el estrés me invadía. Las clases virtuales y mis odiosos compañeritos de la maestría, es el síndrome del estudiante: de todo se quejan y al docente le llueven insultos, y luego halagos. La hipocresía de nuestras sociedades, la brutalidad es lo único real. Somos animales, y ni bien se presente la ocasión, estaremos dispuesto a destazarnos ¿Este es el colapso de nuestra civilización? Ya me salí por la tangente, pero en su momento, mencioné este disco y lo ratifico nuevamente: es lo mejor de lo mejor. 

9. Aseitas – False Peace 

False Peace

De las cosas más pasadas que he escuchado en mi vida, así es como debe sonar el metal, lo demás son mariconadas. Así nacen los villanos, de tanto recibir desprecio y rechazo, uno termina matando gente, la música me ayuda a canalizar esas emociones negativas, es parte de mi equilibrio mental. Qué sería de mí, sin toda esta locura psicótica. 

8. Krallice – Mass Cathexis

Mass Cathexis

Tampoco lo mencioné, y sin embargo, esta es una de mis bandas favoritas; es la fuerza colosal del metal contemporáneo. Yo sé que hay mucha gente que rechaza todo esto, muy habituados a ciertos sonidos y construcciones, muchos metaleros conservadores ya no entienden lo que se está haciendo hoy en día. El cambio es inevitable, la transmutación necesaria, el ayer ya fue destruido. Aunque siempre vuelvo a mis amores de antaño, también me gusta explorar nuevos senderos.   

7. Oranssi Pazuzu – Mestarin Kynsi

Mestarin Kynsi

Esta esa una banda que seguimos desde hace tiempo, y es curioso que nadie haya hecho una reseña, pero bueno, a mí se me escapó, aunque tuve la intención. Uno de los tantos proyectos fallidos. Y esto expande las fronteras del metal, yo quedo fascinado, y esta es una banda que escucho con mucha frecuencia, es parte ya de mi banda sonora personal, la música que me acompaña en mis trajines cotidianos.  

6. Ulthar – Providence

Providence

Esto me dejó medio cojudo, pero se inserta bien esta oleada disonante y caótica que en lo personal me atrae y me complace. Deja su huella profunda en mi ser y creo que representa muy bien todas las emociones de este año.  

5. The Ocean Collective – Phanerozoic II: Mesozoic / Cenozoic

Phanerozoic II Mesozoic/Cenozoic

Otra de esas bandas que me ha acompañado esta última década, la mejor de mi vida por cierto, no está demás un poco de autocomplacencia narcisista. El Machi lo mencionó, y concuerdo planamente con él, esto es realmente de lo mejor del año, y de lo mejor que tiene esta banda. 

4. Ulcerate – Stare Into Death and Be Still

Stare Into Death and Be Still

También fue mencionando muy de pasada, pero esto sí fue una de las grandes sorpresas del año, porque no me esperaba un disco tan bueno. Puede causar controversias y todo lo que quieran, pero a mí me pegó duro, como viejo amante del death estoy convenido que este es el disco del año en cuanto al género se refiere, solo el nombre ya de por sí nos deja quietos y azorados, es una bestialidad. 

3. Akhlys – Melinoë

Melinoë

Yo estaba esperando con ansias este disco, y no quedé decepcionado; también salió una reseña bonita de esas que nacen del corazón, lindo el asunto este; el oxímoron. La oscuridad se cierne sobre mí; a veces el recuerdo me obsesiona y siento ira, una enorme frustración al momento de existir, quisiera despedazarla, tal como ella lo hizo conmigo. El sueño recurrente que se convierte en pesadilla, mis manos cubiertas de sangre.

2. Deep Purple – Whoosh!

Whoosh!

Este texto, es de lo mejor que he escrito en mi vida, me siento muy orgulloso y tuvo una buena acogida; es mi banda y realmente toca esa fibra sensible, cómo no sentirme emotivo frente a todo esto, y singuen siendo las emociones del año: el dolor, la afección, la euforia, la ira y la desesperación. Es un gran disco, el mejor. 

1. AC/DC – PWRϟUP

PWRϟUP

Una vez más lo tengo que decir, el Rock or Bust no me gustó, y no esperaba nada de este disco y sin embargo, es lo mejor que tiene la banda, es un renacimiento; Realize es la canción del año, de lejos además, es una excelente forma de cerrar un recorrido complicado y difícil, pero que nos deja muchas lecciones de humildad, en estos momentos de crisis hemos valorado en su justa medida el peso de la amistad y las cosas simples que nos da la vida. El Abismo es una congragación de seres extraños, y a nuestro modo nos complementamos bien; no voy a decir que somos una familia, porque seria demasiado cursi en una página dedicada a glorificar las hazañas del diablo; sin embargo la música nos une y nos mantiene vivos. 

Sobre George

Politólogo, melómano, escritor...

3 comentarios

  1. Excelente lista querido George! en definitiva en un año cargado de mementos complejos, la música se erigió para salvarnos. Me sorprendió el numero 1! Definitivamente pero, es un gran disco de una banda por demás legendaria. Luego, los discos de Akhlys, Odraza, Havukruunu, son excelentes ejemplares del black de estos tiempos. A los que si les debo mayor atención son los de Breeding the Shadows, Sinira y Tortuga.

    Fuerte abrazo!!!

  2. ¡Qué buena lista, George! No escuche Humulus ni Tortuga, pero hago énfasis en que se ven sólidos, con semejantes portadas. No lo disfruté como debió ser al Septicflesh, Havukruunu ni al Sepultura, pero si están buenos. Sin embargo, el Krallice no terminó de convencerme. Del #3 al #7 son discaaazos increibles, sin duda. Por lo que vi de ti, en general del 2020, pensé que tu #1 sería el Deep Purple y el #2 el AC/DC. Debo ser honesto, no los escuche completos ni pude darles su tiempo de disfrute, lo haré ahora, gracias a tu inspiración. 🤜🤛🤘🏼🤘🏼🤘🏼 Abrazo, hermano.

  3. Muy bien el Top George!!!
    En un año tan jodido como este, creo que todos somos conscientes que la música nos has sostenido.

    Lo que comentábamos, este tu Top tiene bastantes cosas raras. Me quede con la duda del Tortuga. Pendiente el Internal Rot y Odraza.
    Al Cosmic Putrefaction le entre en su momento y no me mato, lo voy a retomar, igual que al Havukruunu. El Krallice, también me dejo con un sabor a poco.

    Tu top 3 está muy bien. Al Akhlys le entre tarde y es una waseada. Yo debo confesar que a Purple deje de seguirlos hace años, pero con cada post que subes, siempre me picas un poco. Tratare de entrarle al ultimo.

    Y tu Nro. 1, sorpresa. Yo le di al disco, lo escuche, pero al final se quedo fuera. Algo le falta, y eso que volvieron el Rudd, el Williams, el Johnson y el Angus… pero falta el corazón, ¡falta el Malcom! Mal no esta, es cierto, tiene cosas diferentes, tal vez falta darle más para que siga entrando.

    Para rockear la próxima sesión!!!
    Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *