An Abstract Illusion – Woe (2022)

Suecia – Progressive Death Metal (Willowtip Records)

En 2016, quedé agradablemente sorprendido cuando salió Illuminate the Path, le agregaba algo nuevo y muy fresco a death metal; yo que siempre repudié los teclados y las voces limpias, en otro tiempo habría proclamado fiero y soberbio que esto era una herejía. Quedé fascinado y lo mencioné brevemente ese año, desde entonces vuelvo al disco con cierta frecuencia, siempre esperando, añorando algo nuevo y la espera valió la pena. Aquí estamos, en este mundo cruel y traidor, qué más podemos hacer, de qué manera podemos sobrellevar el peso de la realidad; hay que compartir música, todo lo demás es una búsqueda insensata y trivial. 

The Behemoth That Lies Asleep / Slaves

Y aquí comenzamos con la metáfora marina, la bestia que yace dormida. El relato de los viajeros, las mismas obsesiones humanas; cruzamos los océanos para conquistar nuevas tierras. Es música de ambiente, hasta que la bestia despierta. Esa batería monstruosa, mientras los otros instrumentos construyen una melodía, y luego las voces; recitando una encantación, aunque detrás se escucha el rugido de la bestia. Qué forma de empezar un disco. Es como si nos estarían diciendo: haber un momentito, así se hace death metal. Es simplemente increíble. En regla general, ese monstruo marino, el Behemot o el Leviatán, personifican al Estado, ese dios secular que también exige obediencia. En nombre de la opresión propagamos la inequidad. Una estrategia política usual, para consolidar el poder irrestricto, es generar amenazas, un conflicto permanente, en el cual los individuos están dispuestos a renunciar a parte de su libertad, a cambio de seguridad. La letra de la canción, va más allá, y describe horrores inimaginables. La mujer siempre será el objeto del suplicio y yo en mi fascinación macabra, me empecino en leer esas atrocidades. Todo sea en nombre de la fe, las creencias o las buenas costumbres. This is metal.

Tear Down This Holy Mountain

Death metal progresivo, y pensar que hubo un tiempo en el cual se creía que era imposible. Opeth abrió esa brecha, pero esto tiene un encanto peculiar, tiene elementos de música clásica y de jazz. Transcurre sin pausas, y creo que es el mejor formato para presentar un disco. El MP3 y las plataformas nos han malacostumbrado, escuchamos canciones sueltas y nos olvidamos del álbum. De lado de la letra, es una forma de invocar la libertad. Estamos a la merced de una amenaza supuesta o real, el final de los tiempos, la segunda llegada del mesías, el juicio final; la única forma de alcanzar la libertad, es quebrar la tiranía de dios y las reglas sociales. Moral, tienes que comportarte de cierta manera, acatar los buenos valores de la sociedad moderna; hay que condenar a quien piense diferente, es la era del wokismo, esos barbarismos tan de moda en las ciencias sociales. La montaña sagrada es el Estado; derribarla es nuestro deber. De lado musical, siempre valoro cuando utilizan instrumentos no muy usuales en el death metal, el clarinete por ejemplo. Dios te habla, dios te seduce, dios te induce a matar. Es el torbellino de emociones, la fuerza bruta de una batería, pero las guitarras sostienen la melodía. Y hasta un cierto aire pop, pero de pop bien hecho, le hallo a todo esto. Nunca dejará de sorprenderme. El primer disco fue genial, pero esto lo supera, lo rebasa, rompe márgenes y estándares.

Prosperity

En el primer disco, no voy a negar que me sentí un poquito reticente a las voces limpias, pero aquí funcionan mejor. La única forma de ser feliz, es renunciado al miedo. Sucumbimos a la tentación de compararnos con los demás, la envidia nos corroe, nos hace dudar, nos hace pensar que tal vez no somos tan exitosos o tan prósperos. Ansías la vida de otro y te olvidas de vivir la tuya. No necesito nada de lo que tú tienes, soy feliz en mi rincón; soy feliz escribiendo en la penumbra. Tenemos miedo de no ser como los otros; una linda casa, un auto bonito, unos hijos rechonchos. Nada más absurdo. Aquí los teclados son más prominentes y adoro con intercalan la violencia con pasajes melódicos de una belleza extrema ¿Cuál es el propósito de la existencia? Seguimos pensando que es imperioso seguir acumulando bienes, que es necesario asistir a los eventos de moda, hay que hacer vida social, hay que trepar los escalones de la pirámide social, hay que tener amigos e influencias, contactos valiosos que en algún momento utilizaremos. Hacemos negocios, transacciones con cada apretón de mano. Yo no sé vivir, mi existencia frugal transcurre en la tranquilidad, es el camino que escogí, aunque pago un precio, aun así me siento feliz. La coda me tomó por sorpresa, el piano es el más bello y completo de los instrumentos; ahí reside la genialidad humana ¿cómo llegamos a crear, algo tan cerca de la perfección? Nos creemos el pináculo de la evolución, pero nuestros miedos son bastante frívolos.

Blomsterkrans

Me agarraron en curva con el sueco; según lo que entiendo, continúan con la reflexión anterior. Hay que disfrutar la vida y rebasar los límites de la mente estrecha; todos nuestros predicamentos son insulsos. Yo solo necesito música, es mi punto de equilibrio, calma mis pensamientos y me ayuda a combatir el temor. Amor es una expectativa humana, aunque algunos estamos condenamos al desprecio; no por ello nos vamos a amargar. Tal vez hay personas que no están destinadas a amar. Tal vez es necesario disfrutar de nuestra soledad, o tal vez solo sea un bicho raro con la necesidad de justificar mi pesar. El violonchelo y violín; es una pieza de música clásica. Listo, si esta banda prometía, ahora me declaro fan incondicional. Qué gran disco, y se posiciona firmemente entre lo mejor del año. Corona de flores; vive y sé feliz, te preocupas luego. Desde mi posición es fácil asumirlo, yo no tengo responsabilidades y tampoco las ansío. Aquí estoy, todo despreocupado contemplando los atardeceres en la tierra y tal vez mi única preocupación en el día es construir una frase con armonía. Cada quien escoge su camino. Nada más falaz que el amor. Nada más burdo. Nada más doloroso. El amor es la puerta hacia la locura. 

In the Heavens Above, You Will Become a Monster

No deja de ser curioso que el tema central sea la vida; es cierto, puedes andar por el mundo feliz y contento, pero el peligro es real. La locura humana no tiene límites; el único monstruo que yace en la oscuridad comparte tus mismos rasgos, puede ser tu vecino, un amigo, el idiota del pueblo, el conserje, el cura o quizás tu confidente. En quién podemos confiar; la mayor parte de las agresiones sexuales se producen dentro del círculo de confianza. Tú también puedes convertir en un monstruo; en un arranque de ira estarás dispuesto a dañar a tus seres queridos. Dios no es amor, dios inflige dolor; el tormento no tiene fin, solo nuevos inicios. Esto es death metal, con eso teclados gloriosos de fondo. Así yo disfruto de la vida, en los momentos de profunda desesperación me entrego a la estridencia. Vivo en esas notas, resueno en las voces guturales; me regocijo celebrando la muerte. Esa tentación constante, ese pensamiento recurrente; esa necesidad de caer en el vacío, en la nada y el olvido. Soy voz, soy anhelo, soy depravación; repulsión y curiosidad. Soy soledad y verbo; soy la frase que no puedo pronunciar, soy la palabra que aglutina a todas las demás. Soy vida añorando muerte. Es un fraseo muy habitual, pero esos teclados funcionan mejor que en cualquier otra banda. Es épico, es grandioso; es colosal y monstruoso. Es vida, goce y felicidad.

This Torment Has No End, Only New Beginnings

Yo diría que es un disco perfecto; está muy bien construido; es melodía, pero también brutalidad. Es un canto a la vida, aunque el dios de los tormentos no perdona el sacrificio; hay que regar los campos con la sangre del vencido. Fecundar la tierra con la inmundicia y la crueldad. Corrupción y decadencia, son los rasgos comunes de todas las sociedades humanas. Yo observo y también sonrío, porque en esta locura encuentro morada y consuelo. Solo soy un ser igual de vulgar que todos los demás; ni más ni menos. Existo y mi condena es contemplar tu existencia.

Sobre George

Politólogo, melómano, escritor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *